TALLERES FAMILIAS




Ejemplo de contrato de conducta. (Taller de familias de tres años, día 16 de noviembre, clic para descargar)
 
 
  Resumen de la charla taller  del día 14 de diciembre: "Cómo poner límites" 

  1. Es necesario poner límites y normas adecuados al momento de crecimiento. No es fácil porque no es nada agradecida. Los hijos no nos dan las gracias porque no les dejamos hacer las cosas. Lo importante es tener claro que les estamos haciendo un bien aunque ellos se quejen.
  2. Sentarnos y pensar que límites y normas queremos que tengan nuestr@s hij@s a priori; no es bueno hacerlo en el momento de regañarles.
  3. Es muy importante que la pareja estén de acuerdo en estas normas y límites que queremos ponerles a nuestr@s hij@s pues si no les creamos confusión. O sea, ambos tienen que tener el mismo discurso.
  4. Introducir las normas y límites de forma paulatina. Es importante distinguir lo importante de lo superfluo e ir poco a poco. Es mejor una a una que todas a la vez.
  5. Al enseñar y decir las normas, SER CONCRETOS. En vez de decir “tienes que ser ordenados” que es muy amplio, decirles que “Vamos a recoger los juguetes”.
  6. A medida que van acatando las normas y los límites, RECONOCÉRSELOS, “QUÉ BIEN LO ESTAS HACIENDO”. El refuerzo es una herramienta muy poderosa. A veces tendemos a decir lo negativo y no reconocemos los logros. Necesitan que les digamos que hacen bien las cosas
  7. Es importante no satisfacer el deseo de los niñ@s inmediatamente. Es importante que aprendan a esperar. Enseñarles a perder, a frustrarles, a tener decepciones porque si no en el futuro puede llegar a ser un adulto deprimido… “mi vida, hoy no se puede”.
  8. Con lo que yo quiero que haga, darle la opción de elegir, hay menos resistencia y aprende a elegir. P.e. si yo quiero que coma fruta, decirle que quieres pera o manzana.
  9. En la adolescencia, es negociar!!!.Siendo flexibles pero teniendo siempre como autoridad la última palabra. P.e. si quiere llegar a casa a la 1 de la mañana, aunque a mí me parezca bien, no darle a él la última palabra, le decimos a las 12. Intentará salirse con la suya, o sea, tirar los límites, y dirá a las 12 y media y nosotr@s, sus padres y madres, que somos la autoridad y tenemos la última palabra, le diremos pues a las 12 y veinte! ¡No puedo dejarle ganar!!! Ni que él tenga la última palabra!. También explicarles el por qué! P.e. porque esa hora para mí es muy tarde.
Con los Límites, le enseñamos a ser responsables, y le damos a nuestr@s hij@s un entorno de seguridad y cariño